Himeji

DSCN9676

DSCN9690

DSCN9739

DSCN9711

DSCN9709

Fuimos a Himeji para ir a una isla frente a Himeiji a ver el Templo del Agua, un templo no como cualquier otro templo japonés.
Para llegar, además del viaje de un par de horas tuvimos que averiguar como cruzar a la isla en ferry. No faltó el buen pescador, ventajero o vaya uno a saber que era que nos quiso cruzar a la isla en su lanchita, algo que desistimos totalmente, je. Al llegar el ferry, nos demoramos un poco en conseguir cambio (había que pagar si o si justo) y se fue sin nosotros… cruzó y tuvimos que esperar el regreso del mismo para ir en el siguiente cruce.. a todo esto ya eran las 15hs aprox.

Cruzamos y preguntamos a los lugareños como ir al Templo del Agua, ya sabíamos mas o menos por donde era pero había que asegurar el camino. Para nuestro colmo entendimos que era para la derecha en vez de para la izquierda. :( Acá no te dicen, son 10 cuadras y luego 5 a la izquierda y otras 5 a la derecha.. acá se maneja todo en estado de tiempo.. te dicen son 30 minutos caminando, luego gira y camina otros 10 minutos y cuando veas un árbol con una rama doblada gira nuevamente por otros 5 minutos más. Quizás no tan así, pero se asemeja un poco.. algo que obviamente no era muy bueno considerando los tiempos en caminar de una persona u otra. Ni pensar preguntarle a un japonés que no entiende mucho inglés y menos español, si la caminata la hacíamos lento, a un ritmo más rápido o casi corriendo, jejeje.

Luego de estar por 20 minutos aproximadamente, y sospechar que íbamos para un sentido errado es que preguntamos nuevamente y nos enviaron literalmente a la dirección opuesta por la que veníamos.. ouch! No quedaba otra que meter pata, y más pata.. y ahora si a un ritmo más acelerado por jugábamos con la noche que se acercaba, el tempo que cerraba a las 18hs, y el último ferry que salía.. no estaba buena la ida de quedarse a dormir en la isla vaya uno a saber donde, je.

Luego de un buen rato de caminata intensa nos dimos cuenta que el templo quedaba bastante más lejos y recién habíamos hecho la mitad de camino. Los taxis te cobraban fortunas por llevarte y el bus no pasaba.. la solución era volver o hacer dedo, y ya estábamos allí así que nos tiramos al agua!
Por suerte luego de un rato paró un auto y con muy buenos modales típicos de japonés nos llevó sin problema hasta el lugar, casi que agradeciendo al final por habernos llevado, le dimos propina aunque no la quiso aceptar hasta no luego de insistir bastante que la tomara, un genio!

Llegamos al templo del agua! pero había que subir una gran escalera empinada para realmente llegar al mismo. Al llegar lo único que se ve es una gran fuente (por decirlo de alguna forma) con una escalera hacia abajo que la parte al medio. Debajo de esta fuente está el templo, un lugar mágico, un silencio ensordecedor, y nada más que paz. Luego de toda la travesía de todo el día para llegar ahí (tomamos bus, tren, barco, auto, caminamos.. de todo!), estar casi que corriendo en un auto de alguien que no conoces, y llegar a 30 minutos de cerrar, fue entrar al templo y cambiar de estado de un segundo a otro.

Para el que esté cerca y pueda ir, súper recomendable, pero recuerden que luego de bajarse del ferry es para la izquierda (de espaldas al agua), y recomiendo tomar el bus local de la isla que te lleva hasta el templo. Uno aprende después de equivocarse! :)

DSCN9751

DSCN9750

DSCN9783

DSCN9782

DSCN9759

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Join the mailing list

Check your email and confirm the subscription