Beijing

DSCN2732

Beijing fue la primera ciudad con la que nos topamos en China, fue nuestra entrada al país y primer vista de como es la cultura que parece ser semejante a la japonesa (para alguien que no conoce las dos), pero no demoras nada en encontrar las miles de diferencias que tienen entre ellos.. relamen miles! A mi en particular siempre me gustó la cultura China y Japonesa, pero debo admitir que vivir la cultura China de cerca fue una cachetada en la cara.. quizás era por haber venido de la majestuosidad de Japón o no, pero realmente nos impacto´.. pensábamos que era bastante mejor. :(

Para empezar que son muy sucios, hay feos olores por todos lados, y algo que nos mataba siempre es que pasan escupiendo en la calle, shoppings o cualquier lado, realmente daba asco apoyar algún en el piso de donde sea, hasta el lugar más limpio a simple vista… no solo escupen sino que sacan la flema de allá atrás con mucho ruido como si nada importara y largan el escupitajo (perdón que sea tan gráfico pero quiero que entiendan todo tal como es, je).

Además de todo esto, son un poco más maleducados que los japoneses, o quizás bastante más, y se te cuelan en cualquier fila que hagas para lo que sea, era impresionante pero ya terminábamos puteando por la “viveza” de meterse adelante tuyo mientras hacías cola para acceder a algo.

Más allá de eso tratamos sobrevivir y encontrarle la buena cara a los chinos y al país en si.

Ojo, no todos son así, como en todos lados hay gente de todo tipo, tengo un muy buen amigo chino y es un fenómeno y nada que ver con lo que estoy diciendo, pero cuento por lo menos la cara que nos tocó vivir del país…. si conocimos chinos muy amables, el guía que tuvimos unos días era súper bien y había más gente con muy buena onda y todo bien, pero en el común de las personas que te podías cruzar en la calle, metro, market, etc… se repetían todas estas cosas que te dejaban un poco helado.. sobre todo acá en Beijing.

Cosas para ver en Beijing y que fuimos: La Ciudad Prohibida, Plaza Tiananmen, Muralla China, Villa Olímpica y mercados! jeje.

DSCN2816

La Plaza Tiananmen frente a la Ciudad Prohibida es una plaza bastante grande sin mucho más que mucho sol, je. Nos pasó algo interesante que nos hizo darnos cuenta (vivirlo en carne propia) el régimen político que el país tiene Estando en la plaza hubieron un par de señoras que aparecieron con unas pancartas con textos excretos obviamente en chino (ni idea que decía), cuando en 2 segundos hubo terrible despliegue de personal policial, gente de seguridad particular y creemos algunos civiles que se apalancaron contra las señores a quitar y destruir dichas pancartas, en 10 segundos ya no había nada… ahí nos cayó la ficha enseguida (o nos hizo recordar) de la realidad del país.

Luego entramos a La Ciudad Prohibida, en la puerta había gente de todo tipo, no muy buenas caras pero se podía pasar sin problema. En si la ciudad prohibida es un conjunto de muuuuuchos templos rodeados por una gran muralla. Estos templos están ubicados uno detrás del otro, como que hay que pasar una muralla para acceder a otro, una plaza, etc.. y así sucesivamente.. llega un momento que se torna un tanto “figurita repetida”.
Los templos en si con su construcción China muy típica, algo obvio, pero muy descuidados, súper sucios, llenos de polvo (realmente olías y veías el polvo por doquier), no estaba bueno.. ahí otra comparación con la perfección y limpieza de los templos japoneses, eran las dos caras de la moneda.

DSCN2821

DSCN2850

DSCN2854

DSCN2900

DSCN2903

Pudimos atravesar toda la Ciudad Prohibida, luego quisimos ir al Templo del Cielo que está bastante bueno pero se nos hacía tarde y quedaba bastante más lejos.

Como era planeado fuimos a la Gran Muralla China, tuvimos que salir temprano en bus y luego de 45 minutos aproximadamente llegamos. Es enooooorme, ya te causa impresión cuando la ves de lejos, no tanto por el tamaño sino pensar como fue que hicieron eso a esa altura, lleno de piedras por todas partes, al rayo del sol, con barrancos y pendientes impresionantes.
En la muralla no hay más que ver o hacer que estar en la misma muralla, es eso, nada más.. igual, obviamente que no es nada menor, je. Nos poníamos metas pequeñas de en el lapso de tiempo que teníamos llegar a una punta u otra, pero era bastante difícil, teníamos que subir algunas escaleras o tipo rampas bastantes empinadas al rayo del sol, se tornaba complicado y muy cansado.
La vista desde la muralla hacia las montañas y el resto de la muralla sobre ellas como si se tratase de una gran serpiente era increíble. Se te perdí ala vista tratando de divisar el resto de la muralla, seguía por kilómetros y kilómetros sobre las montañas.. muy bueno!
Algunas de las historias interesantes que tiene, es que en las atalayas de la muralla cuando ésta tenía un fin de defensa y protección a la ciudad, los vigías en la misma prendían grandes fuegos para avisar si veían algún enemigo, prendía uno, luego el de al lado que veía el fuego también prendí ale suyo y así sucesivamente, de forma rápida se podían comunicar en toda la muralla si había o no algún ataque.
No recuerdo ahora bien, pero habían hasta 3 grandes fogatas por atalaya, y según si prendían 1, 2 o las 3 era la cantidad de enemigos, ejemplo 500, 5000 o más de 10.000.

DSCN3051

DSCN3053

DSCN3060

DSCN3073

Realmente una experiencia muy linda, era increíble estar ahí parado.. decíamos “estamos en la muralla china!!”, realmente era increíble, pero ahí estuvimos y ya tenemos en nuestra lista una maravilla del mundo menos que visitar :)

La Villa Olímpica, la resalto en un artículo a parte..

DSCN3002

Mercados! si se va a China es obvio que se tiene que comprar algo 100% Made in China. Existen algunos mercados muy conocidos como el Mercado de la Seda, y el Mercado de la Perla. Uno tiene bastantes tiendas de telas, y el otro tiene arriba todo un piso con venta de perlas(no se que calidad pueden tener).
El resto de ambos mercados son casi iguales, lleno de tiendas (tipo expo) con vestimenta de todo tipo, y lleno de souvenirs de todo tipo.
Se pueden encontrar muchas cosas buenas y una gran variedad, aunque después de un rato te das cuenta que es todo más de lo mismo… hay miles tipos de bufas de todos los colores, pero son bufas, y así con todo, je.

La forma de comprar… la mejor parte! El regateo está casi que grabado en la puerta, no es algo que el turista tiene que hacer por viveza o semejante, sino que los mismos vendedores son los que imponen esa modalidad. Es preguntar un precio y sos “preso” del vendedor.. te agarra (literalmente) para que no te vayas de la tienda y termines comprando. Podes preguntar un precio, el vendedor te dice ejemplo 1000 y se lo podes bajar a 80-100 como si nada… de verdad que así es! En seguida te das cuenta que las cosas realmente no tienen precio, y el preguntar ¿cuánto sale tal artículo? es nada más que un modismo o modalidad para entrar en ese tire y afloje hasta negociar el precio final.
Era muy chistoso, divertido y hasta atrapan (por lo menos para mi) entrar en ese juego de más o menos plata. Era caí que estrategia pura, hasta llegar a decir que no, darte vuelta dar un par de pasos y el vendedor salía atrás a darte una mejor oferta, era casi que automático y hasta muchas veces lo hacía por gusto para “jugar” y ver que pasaba.. realmente la mayoría de las veces ya era bajar porque se transformaba en un modismo, en tema de orgullo o lo que sea… perdíamos productos por un costo de quizás 1-2 dólares porque nadie quería aflojar en la negociación, robamos a otro puesto y comenzaba el juego nuevamente… para muchos no era tanto, pero para mi era súper divertido, jejeje.
Era tanto que ya te dabas cuenta que en muchas partes de la ciudad el precio era en el momento. En la calle otro clásico… quizás solo preguntábamos el precio de algo que nos había interesado, solo por curiosidad y entrabas en la rosca de nuevo.. el vendedor te lo tiene que vender al dinero que sea, así era la cosa. Hasta muchas veces se ponían tan densos que lo bajas de forma ridícula como bajar algo de 1500 a 50, y de repente el primer precio que el vendedor había dado de 1500 se transformaba en un hermoso 180, jejeje.. y si bajo´a eso era obvio que por 100 se sacaba igual, y 60 no estaba tan lejos :)

Realmente comprar en China toda una experiencia.. solo hay que tener cuidado de no caer en la tentación de como todo te termina saliendo “regalado”, cuando entras a sumar muchos productos “regalados” se te forma un numerito bastante grande 😛

DSCN3143

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Join the mailing list

Check your email and confirm the subscription